get( 'html_tag_attributes' ) ); ?>> Saltar al contenido

Paella de pollo y mariscos

La Pella preferida!!!!

paella de pollo y mariscos receta

Las recetas con arroz ocupan un sitio muy señalado en nuestra gastronomía. Tanto es conque aun tenemos una sección dedicada a este ingrediente tan empleado en las cocinas de medio planeta. Muchas son las familias españolas que tienen muy arraigada la costumbre de gozar del domingo con una buena paella de arroz, así sea de carne, Paella de Marisco, o bien, como en el caso de la preparación que os planteamos el día de hoy, mixta, o sea, que incorpora tanto diferentes géneros de carnes, como mariscos y verduras.

Preparación: 15M

Cocción: 40M

Cocina: Española

Calorías: 343

Ingredientes de una Paella Mixta de Marisco y Pollo para 4 personas

  • Pechuga de pollo – 270 gramos
  • Costillas de cerdo – 270 gramos
  • Gambón rojo – 280 gramos
  • Sepia – 275 gramos
  • Mejillones – 300 gramos
  • Arroz – 300 gramos
  • Cebolla – 1 unidad
  • Pimiento rojo – 1/2 unidades
  • Tomates – 3 unidades
  • Guisantes – 70 gramos
  • Caldo de pescado – 1200 mililitros
  • Vino blanco – 150 mililitros
  • Pimentón dulce – 1 cucharada pequeña
  • Azafrán – 0,1 gramos
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Aceite de oliva – 4 cucharadas grandes

Cómo hacer la receta de Paella pollo y marisco. Receta Fácil

  1. En primer sitio, salpimentamos las costillas de cerdo y las pechugas de pollo. Calentamos aceite de oliva en una paellera y marcamos la carne por los dos lados hasta el momento en que esté dorada. Conforme esté hecha, la vamos retirando. Resulta conveniente no cocinarla demasiado para eludir que nos pueda quedar seca.
  2. Tras la carne, ponemos las gambas en la paellera y las marcamos tenuemente. Seguidamente, cocinamos la sepia troceada a lo largo de dos minutos. Cortamos la cebolla por la mitad, le quitamos la piel, y picamos finamente cada una de las mitades. Cortamos el pimiento colorado en pedazos pequeños.
  3. Ponemos un tanto más de aceite en la paellera y agregamos la cebolla y el pimiento. Echamos un pellizco de sal y cocinamos, a fuego medio, a fin de que se vayan ablandando. Mientras, cortamos los tomates por la mitad y los rallamos.
  4. Cuando el pimiento y la cebolla estén tiernos incorporamos la pimienta, el pimentón, el azafrán y el tomate rallado. Cocinamos, a fuego medio, a lo largo de diez minutos a fin de que una parte del agua del tomate se evapore. Ponemos a calentar el caldo de pescado en una olla.
  5. Pasados los diez minutos, agregamos el arroz. Mezclamos bien y cocinamos a lo largo de cinco minutos removiendo de vez en cuando a fin de que el arroz no se pegue en el fondo de la paellera. Mientras que, cortamos las costillas de cerdo y la pechuga de pollo en pedazos del tamaño de un mordisco.
  6. Seguidamente, incorporamos los pedazos de carne a la paellera. Vertemos el caldo de pescado caliente y cocinamos, a fuego medio, hasta el momento en que el arroz esté tierno. En dependencia del género de arroz el tiempo puede cambiar, mas lo normal, para un arroz blanco, es que esté listo en veinte minutos.
  7. Mientras el arroz se cocina ponemos a calentar el vino blanco en una sartén. Cuando rompa a hervir agregamos los mejillones y los cocinamos hasta el momento en que se abran. En ese instante, los retiramos del fuego y quitamos la valva vacía. Reservamos la valva que contiene el cuerpo de mejillón.
  8. Tras diez minutos de cocción del arroz, agregamos los guisantes. Cuando el arroz esté listo, distribuimos por encima las gambas y los mejillones. Separamos del fuego y servimos.

Notas y Consejos

Si deseamos aprovechar los tomates al límite podemos escaldarlos en rebosante agua hirviendo a lo largo de dos minutos.

Aunque no lo hemos dicho en el punto por punto, debéis adecentar los mejillones ya antes de cocinarlos. Podéis ver de qué forma hacerlo en nuestra receta de mejillones al vapor.

Para esta receta hemos utilizado guisantes en conserva, si los utilizáis congelados debéis incorporarlos cara el final de la preparación del sofrito.