Saltar al contenido

Pollo al horno

Todas las recetas con pollo al horno

Pollo al horno, recetas con pollo al horno rápidas faciles y ricas

Cocinar recetas con pollo al horno es una manera rapida y facil de preparar el pollo, pero existen mil maneras diferentes de condimentar, preparar y acompañar el pollo asado al horno.

Te mostramos todas las formas que puedes cocinar el pollo, según país, etnia o costumbres, tipos de condimentos y diferentes tradiciones que se han transmitido de generación en generación, las encontras en estas recetas con pollo al horno.

Recetas de pollo al horno

Las mejores recetas de pollo al horno.

Cómo hacer un pollo asado o al horno.

Esta es una de las recetas de pollo al horno  más sencillas para que te quede dorado y crocante, y además una de las más sabrosas y económicas.

Uno de esos platos que podríamos decir que forman parte de la cultura gastronómica mundial. Ya que en casi todas las sociedades existe una receta de pollo asado.

Ya sea con unas salsas u otras, con piel o sin ella, con hierbas varias, especias, vegetales, cítricos, licores o no… esta receta de pollo al horno está dentro de la gastronomía global como uno de sus platos por excelencia.

Pollo al horno receta

Básicamente se trata de cocinar el pollo en sus propios jugos y grasa, acompañado o aderezado con hierbas aromáticas y/o vegetales. La forma ideal de cocinarlos es en los asadores rotatorios.

Ya sabés, esos en los que el pollo es atravesado por un hierro que lo hace girar, permitiendo así que sus jugos y su grasa se vayan extendiendo por toda la pieza.

Pero en casa lo más habitual es que utilicemos el horno para asarlo, dejando el pollo en una bandeja y sometiéndolo a la fuente de calor durante un tiempo determinado.

Que recetas de pollo al horno puedo hacer

A pesar de lo sencillo de esta receta existen múltiples variantes y muy fácil, pero garantiza una carne jugosa, muy sabrosa y con una piel extra crujiente.

En esta pagina tenes varias receta con pollo al horno, de diferentes maneras y porciones.

Desde los tradicionales muslos de pollo, puede ser al limón o con una de mis partes favoritas, las famosas alitas al horno con salsa barbacoa.

Si les sobra podes hacer unas deliciosas croquetas o un relleno para una lasaña increíble.

El resultado con el pollo entero es excepcional, si les pasa como a mí les será difícil dejar de disfrutar de esta receta, les aseguro que está de rechupete.

Consejos para un pollo asado al horno perfecto

Una receta sencilla ¿verdad?

Y es que no sólo es meterlo en el horno y esperar como hace la mayoría.

 Para que quede un buen pollo asado, de corteza crujiente y jugosas pechugas sólo tenés que tener en cuenta unos pocos trucos y les quedará un asado realmente perfecto.

La temperatura ideal para el pollo al horno

No nos engañemos: el pollo asado pertenece a esa lista de comidas que casi siempre quedan mejor fuera de casa que en nuestra cocina.

Y tiene su lógica, porque los hornos profesionales y, sobre todo, los asadores de pollo -por algo se llaman así, ¿no?- están pensados especificamente para este tipo de tareas.

Pero tampoco hay que tenerle miedo a un pollo asado casero, por mucho que el horno siempre suscite un montón de preguntas sobre cuál es la mejor temperatura, si hace falta o no ventilador, dónde colocamos la bandeja…

Primera lección:

cada horno es un mundo y las temperaturas teóricas están muy bien, pero no siempre son reales. Así que lo mejor es ir probando hasta cogerle el punto exacto al nuestro.

En cualquier caso, para el pollo asado la respuesta rápida es bastante sencilla:

precalentamos el horno y lo ponemos a una temperatura de entre 180 y 200 grados, con la bandeja en medio, calor arriba y abajo, y el ventilador -si tenemos- conectado, pero teniendo en cuenta que nos dará una pieza más tostada pero también acelerará el asado, así que mejor vigilar de cerca.

De todos modos, vamos a ver tres métodos diferentes para asar un pollo en casa jugando con las opciones del horno y sus temperaturas.

Método de alta temperatura

Precalentar el horno a todo lo que dé, y asar el pollo a esa temperatura (200 o 220 grados) durante 10 o 15 minutos con la bandeja a media altura. Después, reducir la temperatura a 175º y calcular 20minutos por medio kilo.

Con este calculo, un pollo de 2 kilos debería estar 80 minutos. Damos la vuelta al pollo a mitad de proceso.

Ese primer golpe de calor fuerte es similar a lo que ocurre en las brasas: sellamos la carne, con lo que retenemos jugos para tener un resultado más tierno y una carne menos seca.

Método tradicional

El que ya hemos comentado. Precalentar el horno a 180 grados y mantener esa temperatura constante, durante unos 20 minutos por medio kilo de peso de la pieza.

Al final, dejamos unos 15 minutos más, siempre comprobando el color de la carne mediante un corte en la pechuga, y fijándonos en si el jugo es claro (está listo) o de color rosado (le queda un poco).

Si tenemos un termómetro para carnes, la temperatura interior deberá rondar los 75 grados cuando ya esté asado.

A baja temperatura

Para los que se animen a probar algo nuevo, el chef Heston Blumenthal propone un método de asado a baja temperatura.

Si tenemos una de esas ollas de baja temperatura, perfecto, pero también podemos hacerlo en el horno convencional.

Precalentamos a 90 grados y colocamos el pollo en la rejilla, con una bandeja debajo para recoger los jugos. Podemos aprovechar también pasar asar unas patatas o verduras.

Lo asamos durante unas 4 horas, comprobando -si tenemos termómetro- que la temperatura interna de las pechugas es de unos 60 grados.

Sacamos el pollo del horno, lo dejamos reposar unos 45 minutos y lo volvemos a meter en el horno, ahora sí, a temperatura máxima durante unos 10 minutos para conseguir que se dore el exterior.

Aderezos para el pollo al horno

El aderezo es importante. Sal, tomillo, el sabor del ajo y la pimienta negra es suficiente para que el pollo quede en su punto.

Es importante salpimentar también el interior, porque ese aderezo irá directamente a la carne, especialmente a la pechuga.

Una solución perfecta es untarlo con un poco de aceite de oliva virgen extra, lo mezclamos con agua y especias que más os gusten y untamos por todas partes (dentro y fuera).

Y por último que repose unas horas antes de entrar al horno.

¿Qué pollo debemos emplear?

 les recomiendo un pollo de corral o casero como se les dice en Argentina.

¿Un limón en el interior?

 El viejo truco de las abuelas sí funciona. También les aconsejo colocar una cebolla cortada en 2 mitades, no sólo aporta sabor y humedad, también quedará deliciosa luego como acompañamiento.

como saber si el pollo entero esta cocido

como saber si el pollo al horno está listo? es una pregunta muy común, Este es el truco perfecto para saber cuándo el pollo está cocido, es colocando un termómetro en el muslo y la temperatura debería alcanzar los 165 grados Fahrenheit para estar en su punto justo.

Otra manera es mirar el tamaño del pollo si se encogió y su carne se ve blanca y no hay nada de rosado esta listo para servir.

Recuerda que comer pollo medio crudo o cualquier otra carne podria provocar una intoxicación por salmonella y E. coli, u otros síntomas como dolor de estómago, vómitos y fiebre.

Con que se acompaña el pollo al horno

Las mejores guarniciones para el pollo al horno

Las papas al horno son el clasico, cortadas en cubo, algunos las prefritan para obtener una papas crocantes.

Las verduras al horno, colocadas al rededor del pollo 30 minutos anytes de sacarlo.

La clasica tortilla con papas y huevo, otros le agregan ajo y perejil, aji, panceta etc.

Las papas fritas cortadas en bastón crocantes y calientes, genial para acompañar tu pollo

Ensaladas para acompañar pollo al horno

Ensaladas las variedades que se te ocurran.

La imaginación es tu limite para acompañar el pollo al horno. La clasica ensalada mixta, lechuga y tomate o ensalada cesar una ensalada vegetariana facil de hacer. ensalada de manzana, nuez y lechuga. Combinar lechuga con queso fresco. otro clásico para acompañar el pollo al horno es la ensalada de tomate con cebolla la que mas me gusta a mi jaja. Otra con mas elaboración es la ensalada rusa se hace con papas, zanahorias, arvejas y mayonesa. La ensalada de chaucha, huevo hervido y papas. como te dije el pollo al horno es muy versátil, acompáñalo con lo que mas te guste.