Saltar al contenido

Pollo Frito

Encontra tu manera de preparar y disfrutar el pollo frito

pollo frito una de las maneras mas sabrosas de aprovechar el pollo

Encontrá todas la recetas y formas y variedades de preparar el pollo frito.

Pollo frito al plato compuesto por trozos de carne de pollo tierno, a veces enharinados o rebozados, y luego fritos.

El empanado añade una corteza exterior crujiente que evita la pérdida de los jugos pero también absorbe la grasa usada al freír.

Te mostramos todos los secretos, todas las recetas con pollo, Todos los estilos americano, italiano, español, latino etc.

Recetas de pollo frito

Características del pollo frito

El pollo frito es simplemente delicioso, pero para muchos cocineros puede ser un poco intimidante, a pesar de lo sencillo que es.

Y además muchas veces es más fácil ir a cualquier cadena de comida rápida que lo sirva y quedar feliz con eso.

Pero puedes preparar un pollo aún más sabroso con tus propias manos y olvidarte que alguna vez dejase que otros te lo sirvieran, con estos consejos de recetasconpollos.org

como preprarar el pollo

Bañar el pollo en buttermilk, también conocido como suero de mantequilla, o en su defecto yogurt natural sin endulzante, por no más de 24 horas en el refrigerador es aún mejor que ponerle leche y huevos.

La razón es simple, el ácido que tienen le da más sabor y ayuda a ablandar el pollo para que quede aún más delicioso.

Pon todo lo que vas a usar para la cobertura o apanado en una bolsa hermética re-sellable (o en un plato o bol, pero la bolsa hace que limpiar sea más fácil) y sacúdela hasta que esté bien mezclado.

que rico el pollo frito

Luego, vas poniendo los pedazos de pollo de uno en uno, sacudiendo cada uno en su interior hasta que quede tapado por completo.

Luego sacas el pedazo y lo pones en papel encerado para que se seque, y repites el proceso con el pedazo siguiente hasta que estén todos listos.

Dejarlos reposar unos 15 minutos asegura que todo se adhiera 100%.

No hay razón para sentirse nervioso. En un sartén hondo o aún mejor en una olla para freír, pones el aceite y lo calientas a unos 350ºC.

Debes poner cada pedazo de pollo con cuidado, pero nunca más de 2 o 3 piezas a la vez, para que no baje la temperatura del aceite y el resultado sea crocante.

Cocínalos entre 7 a 8 minutos por lado hasta que estén dorados y la carne no esté rosa por dentro.

Y si queda dorado antes de que la carne esté bien cocida, sácalos y ponlos a hornear por unos minutos.

Así no se quemarán por fuera y no estarán crudos por dentro.

Antes de comer, déjalo reposar. Una vez que los saques del sartén envuélvelos en toalla de papel para que no se enfríen,

boten el exceso de aceite y estén perfectamente deliciosos.

El sabor perfecto cambia de paladar a paladar, es por eso que es importante que pruebes con distintos ingredientes, como especias, salsas picantes,

y hasta patatas fritas de bolsa molidas para darle el sabor y textura que siempre soñaste.

Es cosa de que se los añadas a la mezcla con la que cubres el pollo.